Zujoabi

La mentira llamada evolución

Cómo decir que lo complejo vino a existir por casualidad,
ignorando que hay millones de veces de improbabilidad.
Desde la inmensidad del universo hasta lo más diminuto de lo pequeño,
las cosas tienen un orden e infinita complejidad.

Ni teniendo en el mar la arena necesaria para crear,
saldrá nunca un simple vaso de vidrio de la casualidad.
Por azar, por sí solo, ni en millones de años, ¡olvídalo! Nunca pasará.
La vida y el universo fueron creados con su infinita complejidad.

Cuánto más conozco lo complejo que hay en cada vida,
descubro lo improbable que es que todo sea fruto del azar.
Dicen quienes la evolución siguen a ciegas y sin pruebas para probar,
que el azar inició una forma microscópica de vida, ¡por azar! ¡Por azar!
Que el azar halló las exactas mutaciones y así, esa vida empezará a mutar.
Que el azar de la evolución logró hacer que lo complejo se pudiera alcanzar.
Que el azar con millones de mutaciones hizo todo evolucionar para mejorar.
Mentira que sea verdad la evolución y que la vida surgió así por azar.
Las mutaciones no son mejoras, las mutaciones son un paso atrás.

Sin pruebas pregonan la evolución, como si esa fuera la verdad,
aunque descubran que los animales que existieron mucho tiempo atrás,
aunque distintos, todos aparecen completos, les es difícil aceptar
que todos ellos fueron creados completos, con toda su complejidad.

Quien puso orden al universo
no pudo ser la casualidad.
Dicen que el Big Bang es el comienzo,
repiten ¡fue la casualidad! ¡Fue el azar!
Pero ¿cuál es el origen de aquella primera materia?
¿Cuál es el origen de aquella primera energía?
¿Cuál es el origen de aquella primera fuerza?
No tienen una verídica respuesta para dar.

Más allá de donde el tiempo el hombre alcance a contar,
siempre habrá más tiempo por la eternidad.
Más allá de la llamada singularidad,
ya había un creador capaz de la primera energía crear,
un creador capaz para la primera materia iniciar,
un creador capaz para las fuerzas físicas iniciar.
Tan inmensa energía y materia del universo no pudo surgir por casualidad.

Mi propio cuerpo es complejo,
con sistemas complejos para que pueda funcionar:
el sistema respiratorio para que pueda respirar,
el sistema digestivo para alimentos procesar,
el circulatorio de la sangre y el sistema nervioso central,
millones de conexiones en mi cerebro
se comunican tan solo para pensar.
Infinitamente imposible que funcione todo por casualidad,
¡simplemente no hay probabilidad!
Tan complejo es el sistema para que yo pueda mirar,
complejo para que yo pueda oír, oler, tocar, sentir y saborear.
Para poder mover mi cuerpo, muchas cosas deben funcionar,
tantas cosas tan complejas que mi cuerpo puede realizar.
Infinitamente improbable que un cuerpo tan complejo sea fruto del azar,
¡simplemente no hay, no hay probabilidad!

Tenemos un diseño complejo y maravilloso, nosotros somos la prueba de la creación.
Una de las mentiras más grandes del mundo es la evolución y la negación de la existencia de Dios.
Una de las cosas más ilógicas es creer a ciegas en la teoría de la evolución.
Que haya animales y plantas que hace mucho tiempo existieron y desaparecieron
para nada son una prueba de que el azar produjo una evolución.
Solo prueba que vida compleja y completa tuvo una extinción.
Ninguna prueba real hay de la mentira llamada teoría de la evolución,
solo hay registros de la vida ya creada, creada y diseñada por el creador.

Los días de la creación no son como los días que el hombre sabe contar,
son tiempos inmensos de un creador que ha vivido y vive la eternidad.
Quien no entiende lo que duran esos días es porque no quiere investigar.

La mentira de la evolución ninguna esperanza da,
dicen que naces para reproducirte y que tu vida con la muerte terminará.
La evolución no explica para qué existes, ni un propósito te dará.
En las cosas creadas, las pruebas de que hay un creador encontrarás.
Sí, hay un creador que te ama, y ante la muerte una esperanza te da
de que pronto la vida eterna y salud perfecta él otorgará.

Fuimos creados para vivir eternamente y la vida disfrutar.
El creador nos da un propósito y una razón para existir:
aprender de él y conocerlo, para entonces hacer su voluntad.
Fuimos creados con libertad, para adorarlo y disfrutar de su amistad.

© Copyright | Zujoabi 2022 | Pensamientos Inquietantes